FISCALIZACIÓN ELECTRÓNICA Y ACCIONES PREVENTIVAS

Project 5 of 6

foto-william

        C.P.C. William Capcha Chacón

        Jefe de Proyecto – AUDITPLE

        wcapchac@contacom.net

 

 

 

La administración tributaria tiene la facultad de iniciar el procedimiento de Fiscalización Electrónica, cuando se compruebe que la información declarada por uno de los medios informativos (PDT, DAOT, Libros electrónicos, etc.) no ha sido correctamente declarado. Este procedimiento fiscalizador puede ser realizado desde las oficinas de la Administración Tributaria, para lo cual la información que utiliza son declaraciones del contribuyente o de terceros, que la SUNAT custodie en sus sistemas.

Este tipo de fiscalización está vigente desde el 01 de enero del 2015, el Ministerio de Economía y Finanzas ha modificado el reglamento de procedimiento de fiscalización Electrónica, fue publicada el 20 de marzo de 2016 mediante decreto supremo N°049-2016-EF; en la cual incorporan disposiciones para aplicar este procedimiento.

El procedimiento de Fiscalización Electrónica inicia el día hábil siguiente de la comunicación del inicio del citado procedimiento, el cual será a través buzón electrónico del sujeto fiscalizado. Dicha notificación contiene una liquidación preliminar del tributo a regularizar, con el detalle de los reparos detectados; para lo cual el sujeto fiscalizado tiene un plazo de 10 días hábiles para subsanar los reparos notificados o sustentar sus descargos (no aplica la solicitud de prórroga); la SUNAT tendrá 20 días hábiles para notificar la Resolución de Determinación o la Resolución de Multa con las cuales se culmina el procedimiento. Este procedimiento se lleva a cabo en el plazo máximo de 30 días hábiles, contados desde la notificación del inicio del procedimiento.

Las inconsistencias que pueden presentarse se originan básicamente del cruce de información de los diferentes medios electrónicos informados a SUNAT, como son los Comprobantes de pago Electrónico, Declaraciones impositivas Mensuales y Anuales, Libros Electrónicos y otros.

Ante la aplicación de este procedimiento es importante asegurar que la información presentada a SUNAT sea consistente, para lo cual es importante recurrir a la Auditoría Preventiva de cumplimiento Tributario, el cual tendría como objetivo principal detectar inconsistencias entre los libros electrónicos informados a SUNAT y las declaraciones de impuestos (IGV y RENTA), previniendo que la SUNAT detecte e imponga las sanciones que la ley indica, lo cual permitirá que las empresas regularicen de forma voluntaria las inconsistencias que pudieran existir cuando la SUNAT efectúe la fiscalización electrónica.

Auditoría Preventiva de Libros Electrónicos tiene como objetivo principal detectar inconsistencias entre los libros Electrónicos informados a SUNAT y las declaraciones de impuestos (IGV y RENTA), antes que la SUNAT detecte e imponga las sanciones que la Ley indica, lo cual permitirá que las empresas de forma voluntaria regularicen las inconsistencias que pudieran existir. El aseguramiento de información que realiza la Auditoria Preventiva de Libros Electrónicos se realiza sobre la Base de IGV y RENTA, este último tiene como objetivo verificar que el Libro Diario Electrónico informado a SUNAT sustenta lo declarado a la SUNAT por Impuesto a la Renta Anual; con respecto al aseguramiento de la Base de IGV, tiene como objetivo verificar que los Libros Electrónicos de Compras y Ventas informados a SUNAT sustentan las declaraciones de IGV, asimismo, si lo registrado en ellos cuenta con el CUO que permita la identificación de operaciones en el Libro Diario Electrónico.

 

MENU